Volver al contenido principal

La distinción entre discrecionalidad, concepto jurídico indeterminado y laguna legal

Hay que distinguir entre los conceptos de discrecionalidad, concepto jurídico indeterminado y laguna legal. Un concepto jurídico indeterminado es un concepto usado por la ley cuyo objeto no admite determinación precisa (por ejemplo, justo precio, urgencia). Ante un concepto jurídico indeterminado se plantea un problema de interpretación: no existen varias soluciones justas, sino una sola, a la que hay que llegar interpretando el caso concreto. Por ejemplo, en la expropiación el precio será justo o injusto en cada caso concreto, pero no cabe mantener que existen varios precios justos.

Hay una laguna legal cuando una norma no prevé un supuesto concreto. En tal caso se plantea otro problema de interpretación y de integración de la norma, mediante la analogía o la aplicación de los Principios Generales del Derecho.

Por el contrario, ante la potestad discrecional la Administración se encuentra ante varias posibilidades, todas ellas justas, entre las que puede libremente elegir.

La distinción es fundamental a efectos del control judicial. Ante un concepto jurídico indeterminado interpretado por la Administración o ante la existencia de una laguna jurídica rellenada por la Administración, cabe acudir a los Tribunales, que pueden decidir sobre la corrección de las interpretaciones realizadas por la Administración. Por el contrario, en los casos de discrecionalidad, se reconoce a la Administración una libertad de opción, por lo que los Tribunales no pueden entrar en ello.