Volver al contenido principal

Las Cuestiones Prejudiciales

En los artículos 40 a 43 L.E.C., se distinguen los siguientes tipos de cuestiones prejudiciales. Los artículos 40.5 y .6, 41.3 y 48.3, han sido reformados por la Ley 13/2003, fundamentalmente en el sentido de atribuir funciones al Secretario Judicial en la suspensión del procedimiento o su alzamiento.

1. Prejudicialidad civil. Cuando para resolver sobre el objeto del litigio sea necesario decidir sobre alguna cuestión, que a su vez constituya el objeto principal de otro proceso pendiente ante el mismo o distinto Órgano Jurisdiccional civil, si no fuese posible la acumulación de procesos, el Órgano Jurisdiccional, a petición de ambas partes o de una de ellas y oída la contraria, podrá a través de auto, decretar la suspensión del curso de las actuaciones en el estado en que se hallen, hasta que finalice el proceso que tenga por objeto la cuestión prejudicial. Contra el auto que deniegue la petición, cabrá recurso de reposición, y contra el auto que acuerde la suspensión, se podrá presentar recurso de apelación (artículo 43 L.E.C.).

2. Prejudicialidad laboral y administrativa. La regla general, es que el órgano civil que conozca del proceso en el que se aparezca una cuestión prejudicial laboral o contencioso-administrativa, se pronunciará sobre la misma como elemento lógico para decidir el objeto del proceso civil, si bien a los únicos efectos prejudiciales y por tanto, sin efectos de cosa juzgada (artículos 10.1 L.O.P.J. y 42.1 L.E.C.). Cuando lo establezca la Ley o lo pidan las partes de común acuerdo o una de ellas con el consentimiento de la otra, el Secretario Judicial suspenderá el curso de las actuaciones antes de que se dicte la sentencia, hasta que la cuestión prejudicial sea resuelta. El Órgano civil quedará vinculado a la decisión acerca de la cuestión prejudicial (artículo 42.3 L.E.C.).

3. Prejudicialidad penal. Si en un proceso civil surge un hecho aparentemente constitutivo de delito o falta perseguible de oficio, no constituye una cuestión prejudicial penal. En este caso el Órgano Jurisdiccional se limitará a poner el hecho en conocimiento del Ministerio Fiscal por si hubiere lugar al ejercicio de la acción penal (artículo 40.1 L.E.C.). Sólo se suscitará la cuestión prejudicial penal, y por tanto, se suspenderán las actuaciones del proceso civil, si concurren las circunstancias relacionadas en el artículo 40.2 L.E.C., suspensión que se acordará a través de auto, y una vez que el proceso civil esté pendiente sólo de sentencia (artículo 40.3 L.E.C.).

No obstante, si se tratara de la posible falsedad de alguno de los documentos aportados que sean decisivos, se suspenderá el proceso civil en cuanto se acredite que se sigue el proceso penal sobre este hecho, salvo que la parte a la que pudiere favorecer el documento renunciare el mismo (artículo 40.4 y .5 L.E.C.).

Las suspensiones a las que se refiere el artículo 40 L.E.C. se alzarán por el Secretario Judicial cuando se acredite que el proceso penal ha concluido, o que se encuentre paralizado por algún motivo que impida su normal continuación (artículo 40.6 L.E.C.).

Contra la resolución que deniegue la suspensión del proceso civil cabe interponer recurso de reposición. La solicitud de suspensión podrá reproducirse durante la tramitación de los recursos de apelación, casación y extraordinario por infracción procesal (artículo 41.1 L.E.C.).

Contra el auto que acuerde la suspensión se podrá presentar recurso de apelación, y contra los autos dictados en apelación acordando o confirmando la suspensión, se dará en su caso recurso extraordinario por infracción procesal (artículo 41.2 L.E.C.). Pero dado que aún no se ha atribuido competencia funcional a los Tribunales Superiores de Justicia de las Comunidades Autónomas para conocer de este recurso, el régimen legal que se le aplica es el que establece la Disposición Final 16ª L.E.C., en virtud de la cual no se pueden recurrir autos a través del recurso extraordinario por infracción procesal, sino sólo sentencias de segunda instancia de las Audiencias Provinciales, por lo que la previsión del artículo 41.2 en la actualidad no está operativa, ni hay tampoco perspectivas de que lo vaya a estar a corto o medio plazo.

Contra la resolución del Secretario Judicial que acuerde el alzamiento de la suspensión, podrá ser interpuesto recurso directo de revisión.