Instrumentos de evaluación en Educación Primaria y Secundaria.

Presentamos distintos instrumentos o técnicas de evaluación para la Educación Primaria y Secundaria:

Pruebas orales

El alumno expone el tema según una ordenación o secuencia preparada con el profesor. En esta modalidad el alumno puede disponer de tiempo para prepararse el tema o, por el contrario, la repentización inmediata del mismo.

Es una modalidad que puede utilizarse de forma individual o grupal. Entre sus ventajas podemos destacar, la interacción entre los miembros del grupo, la valoración de los hechos y las opiniones de los participantes.

En la entrevista estructurada, ante la pregunta del profesor, el alumno ha de proporcionar una respuesta concreta. En cambio, en la entrevista semiestructurada las preguntas se relacionan con las respuestas anteriores y pueden hacerse comentarios por una y otra parte, con lo cual se gana en fluidez y versatilidad. Según su propósito la entrevista puede ser interrogadora centrada en la información a lograr por el entrevistador; transaccional centrada en la experiencia relacional y orientadora centrada en la ayuda que el entrevistador presta al entrevistado.

Se puede realizar al inicio o en otro momento de la secuencia, a través de la cual el profesor pretende comunicar los objetivos y comprobar la imagen que de ellos se ha elaborado el alumno. Debe tener un planteamiento motivador y promover la participación de los estudiantes. Se puede partir de juegos, cómics y de historias conocidas y transformadas por el profesor para situar el objeto de estudio.

Los estudiantes comunican su percepción en relación a los objetivos. La evaluación se facilita al compartir las distintas formulaciones y puntos de vista. Se debe incluir en esta técnica un apartado en el que el estudiante que critica la formulación del objetivo proponga una actividad para mejorarla.

Este tipo de técnica persigue promover que los objetivos de una determinada tarea, formulados por el profesor, sean verbalizados por los estudiantes antes de realizarla. Los alumnos deben comunicar las finalidades, utilizando las formas y las palabras que consideren más idóneas.

Pruebas escritas

Es el modelo clásico de ejercicio escrito, en el que la redacción se organiza en torno a un tema. El contenido puede ser impuesto u optativo y con la posibilidad de uso de material o sin dicha posibilidad.

Se presenta al alumno situaciones-problemas cuya solución requiere la utilización de un concepto aprendido antes (problemas matemáticos o físicos, traducción de idiomas, análisis de casos, comentario de textos, etc.). Las situaciones presentadas deben ser similares a las planteadas al comienzo de la secuencia de aprendizaje para conocer y activar las ideas previas de los alumnos.

Se trata de identificar ejemplos o situaciones relacionadas con un concepto mediante técnicas de evocación o de reconocimiento. Tiene la ventaja de que evalúa los aprendizajes mediante la activación de conocimientos y, por tanto, evita la memorización. Es un procedimiento adecuado para valorar la capacidad de aplicar un concepto adquirido a situaciones nuevas.

Las características principales de este tipo de pruebas son la presencia de un alto número de preguntas, de las respuestas posibles para cada ítem sólo una es verdadera y la valoración de los resultados de la prueba es de forma inmediata. Existen distintos tipos como la respuesta breve (cuando la cuestión se responde con una sola palabra, número o indicación; o cuando esas palabras llenan las lagunas o espacios en blanco que aparecen en el texto); selección de alternativas (la respuesta pedida es bipolar como, verdadero/falso; si-no; siempre-nunca y excluyente); elección múltiple (cada ítem o cuestión presenta varias alternativas), emparejamiento (son listas de elementos entre los que el alumno debe establecer una determinada relación lógica por parejas); ordenamiento (el alumno debe colocar en algún orden específico series de elementos que se le presentan sin orden); analogías (se presenta una premisa como pregunta, ejemplo: 9 es a 3 lo que 60 a...).

Los alumnos deben contestar por escrito a una serie amplia de cuestiones breves para paliar el influjo del azar de las pruebas objetivas.

Es un instrumento muy útil para facilitar la organización y estructuración de los nuevos conocimientos aprendidos. Por otro lado, permiten al alumno expresarse según sus propias referencias y formas de actuar, y así comunicar sus diferentes representaciones.

El docente puede reflejar en un anecdotario o diario lo más significativo: qué es lo que ha funcionado mal y bien, que debería cambiar, las preguntas de los alumnos, etc. para tenerlo en consideración en las evaluaciones sucesivas.

El cuaderno de clase del alumno es un instrumento de recogida de información muy útil para la evaluación continua, pues refleja el trabajo diario que realiza el alumno. Es preciso establecer unos criterios previos que faciliten la valoración de los estudiantes, evitando que ninguno de ellos por sí solos determinen la evaluación propiamente dicha. Desde el primer momento, se deberá informar a los alumnos de los aspectos que se van a valorar en su cuaderno y, una vez realizada la valoración devolverlos para indicar cuales son los aspectos que lleva bien, en los que está mejorando y los que necesita trabajar o cuidar.

GUÍA PARA EL ANÁLISIS DEL CUADERNO DE CLASE[D1]

Cuadro 5. Modelo para el análisis del cuaderno de clase.

- Carpeta de trabajos o portafolio.

Como hemos comentado para la Educación Infantil, es un instrumento de realizaciones del alumno que, presentadas por escrito y organizadas, en un formato determinado, vienen a ilustrar los progresos del alumno en su aprendizaje. Para Ballester y otros (2000:167) en un portafolio podemos encontrar:

El alumno tiene la posibilidad de ir con su carpeta bajo el brazo y tratar de convencer al profesor del trabajo realizado. Esta carpeta puede presentarse al final de cada trimestre o al finalizar un conjunto de temas. Algunos criterios formales en la presentación de la carpeta pueden ser:

- Parrilla de evaluación.

Se deben identificar y definir los criterios de referencia que pueden ser útiles para analizar una tarea. En un primer momento deben ser elaboradas por el profesor, para posteriormente ser diseñadas por los estudiantes. En una primera etapa es conveniente mostrar parrillas elaboradas por el profesor con el objetivo de que los estudiantes vayan aprendiendo a reconocer los criterios de evaluación y redactarlos.

Parrilla de evaluación[D2]

Cuadro 6. Parrilla de evaluación en relación a la construcción de un diagrama de sectores (MEC-CIDE, 1996:223)

- Diario de clase de los alumnos.

Los estudiantes lo pueden elaborar en los minutos finales de clase o al terminar la unidad didáctica. Son instrumentos que proporcionan información relevante acerca de las representaciones e intereses de los alumnos. Al mismo tiempo, expresan si el tema o la actividad les ha parecido interesante. El profesor debe prever un tiempo de su clase para que los estudiantes puedan, al final de cada sesión, redactar su diario. Los alumnos, por su parte, deben concretar sus ideas y opiniones en relación a la dinámica del aula. Se ha comprobado qué es útil determinar los aspectos que deben reflejar en su diario ya que así son más concisos y sus reflexiones se centran cuestiones relacionadas con los aprendizajes realizados. Las preguntas pueden ser del tipo:

a) ¿Qué hemos aprendido hoy?

b) ¿Cómo lo hemos estudiado?

c) ¿Qué es lo que todavía no he aprendido?

Lunes 9 de marzo

Hoy hemos hecho una clase superdivertida. Tenemos que calcular el tiempo que tardaba un vehículo en recorrer 100m. Primero hemos medido 100m de la calle Valencia. Hemos medido que 10 baldosas eran 2m. Cuando habíamos acabado de hacerlo, Marisa nos ha dicho que fuéramos a la calle Mallorca. Pero como las baldosas no eran las mismas, tuvimos que hacer una nueva medición. Cuando acabamos Marcos se fue a la otra punta pero no lo podíamos ver bien. Marisa, otra vez, nos ha cambiado de calle hasta Ragent. Allí lo hemos hecho bien. El único problema ha sido que había camiones en doble fila y no era lo mismo. Ha sido muy divertido, pero estoy un poco "picada" porque con tanto cambio hicimos menos medidas de las que habríamos podido hacer.

Martes 10 de marzo

Hoy con Victoria, hemos hecho una cosa muy complicada. Los m/s en Km/s y todo esto no me entero ni por casualidad. Y luego los factores de conversión no digamos. Nos han puesto unos ejercicios muy complicados. No los entiendo. Los haré como pueda porque no tengo ni idea. He preguntado a Maite y empiezo a aclararme pero todavía no lo entiendo.

Cuadro 7.Diario de una alumna en relación al estudio del movimiento (MEC-CIDE, 1996:250).

- Evaluación mutua.

Cada alumno interviene en la selección de los ejemplos o situaciones relacionados con un concepto o un procedimiento que el profesor fija de antemano . Al ejercer de corrector de las producciones de compañeros y compañeras, debe explicitar los criterios de evaluación. La realización es evaluada por el primer alumno de forma tal que cada miembro del grupo-clase es a la vez examinador y examinado. Esta técnica promueve la discusión entre el alumnado de una clase en relación a los resultados obtenidos. En general, no es tan interesante lo que escriben como lo que comentan entre ellos y cómo negocian los criterios utilizados para evaluar.

Nombre del alumno que propone la prueba

Nombre del alumno que responde

a) Indicar una parte del aparato digestivo para que el compañero pueda explicar qué cambios experimentan los alimentos en este lugar.

b) Proponer un alimento (que no sea ni pan ni la naranjada) para que el compañero explique los cambios que experimentan en nuestro cuerpo al ingerirlos. Indicar cuáles son los principales nutrientes que forman parte de este alimento.

b) Seleccionar uno de los aparatos que forman parte de la función de nutrición para que el compañero pueda explicar cuál es su función específica.

Corrección de cada pregunta (Indicar qué aspectos deberían mejorarse y por qué)

Pregunta a)

Pregunta b)

Pregunta c)

Qué recomendarías al compañero para que pueda mejorar sus resultados

Opinión del alumno que ha respondido el examen. Indicar si estáis de acuerdo con las correcciones y sugerencias de vuestro compañero. ¿Qué otras cosas proponéis? ¿Qué ayuda creéis que necesitáis?

Revisión del profesor

Cuadro 8. Actividad de evaluación mutua. Tema: Nutrición, 3º curso de ESO

(CIDE, 1996:237).

- Análisis de monografías, textos escritos y pequeñas investigaciones.

La finalidad es la profundización en algún conocimiento específico, adquisición de determinados procedimientos y desarrollo de actitudes relacionadas con el rigor, el gusto por el orden y la presentación correcta. Igual que ocurre con el análisis de los cuadernos de clase, es necesario insistir en la conveniencia de establecer unos criterios previos de valoración, informar al alumno de los aspectos a tener en cuenta y sistematizar la recogida de información por medio de fichas o escalas.

Ficha[D3]

Cuadro 9. Modelo para el análisis de tareas del alumno.

- Contratos de trabajo.

Es una convención por la que una o varias personas se comprometen con otras personas a dar, hacer u omitir alguna cosa y mediante los cuales los contratantes se obligan recíprocamente unos a los otros. La metodología seguida en la pedagogía de contrato se basa en cuatro principios esenciales: el consentimiento mutuo, la aceptación positiva del alumno tal como es, la negociación de todos los elementos que constituyen el aprendizaje supervisado por el contrato y el compromiso recíproco de cumplir el contrato. Existen distintos tipos de contratos como el didáctico (el objetivo general es realizar aprendizajes cognitivos o metodológicos específicos de una materia); el contrato de éxito (su finalidad es que el alumno tenga éxito a lo largo del año escolar en su clase); contrato de proyecto (información obtenida después de un consejo de clase, una preparación de salidas, de viajes o de prácticas de empresa) y el contrato de resolución de conflictos (tiene como finalidad encontrar soluciones a un conflicto o a un problema de orden actitudinal como la agresividad, el nerviosismo, el robo, vandalismo,...).

CONTRATO DE TRABAJO COOPERATIVO

Redactado conjuntamente por alumnado y profesor

Nivel: 5º Primaria Curso: 2007/2008 EL TRABAJO COOPERATIVO EN EL AULA Y EN EL LABORATORIO

¿Por qué?

Algunos de los objetivos de este curso son:

Aprender a escuchar al profesor y a los compañeros

Aprender a defender, de manera justificada, las propias ideas frente a un grupo

Aprender a compartir y aprovechar las habilidades y conocimientos que puede aportar cada miembro del grupo

Percibir la satisfacción que reporta el hecho de resolver problemas a partir de la colaboración entre iguales

Saber pedir ayuda o ayudar, cuando así se requiera, al realizar un trabajo concreto

Aprender a organizar el tiempo y el trabajo, cuando éste sea en grupo

Aprender a trabajar de manera parecida a los científicos: analizando, cuestionando, experimentando, comprobando, revisando, etc.

¿Cómo?

¿De qué manera lo conseguimos?

Para poder trabajar en grupo, de manera correcta, es imprescindible que tomemos una serie de acuerdos, y que los cumplamos.

Estos acuerdos son:

Saber respetar las opiniones de los demás

Ayudar a cualquiera de los integrantes del grupo, si le cuesta comprender algún aspecto del trabajo

No ponerse nervioso ni levantar la voz si alguna cosa sale mal. Debe volver a realizarse

A fin de conseguir que todos los miembros del grupo participen, debe repartirse el trabajo

Hacer las cosas de manera ordenada

Las discusiones con los integrantes del equipo deben hacerse de manera tranquila, sin alterarse

Cuando la profesora deba hablar con alguien de fuera de la clase, bajar un poco la voz

Organizar bien el trabajo y el tiempo

Firmado

(Cada uno de los alumnos, en su propio documento)

Cuadro 10. Ejemplo de contrato didáctico (Pigrau, 2000: 107)

Ejemplo de Autoevaluación[D4]

Cuadro 11. Ejemplo de autoevaluación del contrato didáctico (Pigrau, 2000:108)

Técnicas sociométricas

(revisar el apartado de Educación Infantil).

Técnicas de observación

(revisar el apartado de Educación Infantil).

Con el fin de unificar criterios sobre las pautas de observación para alumnos de Educación Primaria y Secundaria especificamos a continuación algunos preceptos para evaluar a los alumnos:

a) Actitud positiva y responsable en las actividades de grupo (participación, responsabilidad en las tareas, ayuda a los compañeros, esfuerzo por mejorar, etc.)

b) Atención y seguimiento de las explicaciones de clase (profesor o resto de los compañeros)

c) Respeto por los materiales escolares y el mobiliario del centro

d) Respeto al profesor y a los compañeros de clase (opiniones, intervenciones en clase, trabajos, etc.)

e) Presentación y finalización de trabajos y ejercicios de cualquier tipo

f) Repetición de trabajos y ejercicios

g) Entrega de trabajos y ejercicios en el tiempo asignado

h) Autocorrección

i) Orden, organización, limpieza y claridad en la letra de los trabajos, ejercicios y apuntes de clase

A modo de conclusión, podemos decir que, la evaluación debe entenderse desde un enfoque holístico y globalizador, es decir, debe tender a una concepción más humanista y considerar los modelos ecológicos para explicar posibles influencias en el aprendizaje (Escribano, 1998). Además los profesores deben ser conscientes que la función social de la evaluación, es decir, la certificación de los aprendizajes realizados y la selección de los estudiantes, debe dejar paso a la función pedagógica de análisis de los procesos y de detección de los obstáculos o de los problemas de aprendizaje.