Volver al contenido principal

Limitación cualitativa de los créditos

Esta limitación implica que los créditos para gastos sólo pueden destinarse a la finalidad prevista en los Presupuestos Generales del Estado. Sentada esta premisa general, la Ley General Presupuestaria contempla mecanismos que permiten al ejecutivo alterar la habilitación inicial, si bien esta posibilidad se encuentra condicionada al cumplimiento de determinados requisitos. Esta posibilidad encuentra fundamento en la necesidad de gestionar el presupuesto con la flexibilidad necesaria para dar respuesta a la multitud de vicisitudes que la realidad diaria pueda generar.

De acuerdo con lo anterior, y dado que la clasificación económica ofrece información sobre el destino de los fondos públicos, es decir, en qué se emplea los recursos económicos, los órganos gestores de los Presupuestos Generales del Estado sólo podrán emplear los créditos presupuestarios en la financiación de gastos de la misma naturaleza económica del crédito al que pretende imputarse el gasto. De este modo, la imputación de un determinado gasto a un crédito concreto requiere que dicho gasto sea idóneo o adecuado en atención a su naturaleza económica.

Para completar el análisis de la especialidad cualitativa de los créditos, hemos de abordar el análisis de las reglas de vinculación de crédito previstas en la Ley General Presupuestaria A tal efecto, el artículo 43 de la Ley General Presupuestaria establece que "En el presupuesto del Estado los créditos se especificarán a nivel de concepto, salvo los créditos destinados a gastos de personal y los gastos corrientes en bienes y servicios, que se especificarán a nivel de artículo y las inversiones reales a nivel de capítulo.

No obstante, se especificarán al nivel que corresponda conforme a su concreta clasificación económica, los siguientes créditos:

  1. Los destinados a atenciones protocolarias y representativas y los gastos reservados.
  2. Los destinados a arrendamientos de edificios y otras construcciones.
  3. Los declarados ampliables.
  4. Los que establezcan subvenciones nominativas.
  5. Los que, en su caso, se establezcan en la Ley de Presupuestos de cada ejercicio.
  6. Los créditos extraordinarios que se concedan durante el ejercicio."

La consecuencia fundamental de la vinculación de los créditos es que permite a los órganos gestores disponer del sumatorio de las cantidades correspondientes a los créditos que vinculan entre sí para financiar gastos imputables a uno sólo de esos créditos.

SUPUESTO 5. LA VINCULACIÓN DE CRÉDITOS

Se pretende arrendar un medio de transporte para cubrir una necesidad concreta del Ministerio X. El importe del gasto asciende a 1.800 euros. El órgano gestor no dispone de saldo en el concepto 204 "Arrendamientos de medios de transporte" que es el crédito al que corresponde imputar el gasto de acuerdo con la naturaleza económica de la operación que pretende llevarse a cabo. No obstante, el órgano gestor dispone de un saldo de 30.000 euros en el concepto 205 "Arrendamiento de mobiliario y enseres". Teniendo en cuenta los antecedentes enunciados ¿puede el órgano gestor realizar el gasto que se ha propuesto?

COMENTARIO AL SUPUESTO 5

Dado que los conceptos 204 y 205 pertenecen al artículo 20 "Arrendamientos y Cánones" que pertenece al Capítulo 2 "Gastos corrientes en bienes y servicios", la vinculación es a nivel de ARTÍCULO, por lo que a nivel de vinculación presupuestaria el órgano gestor dispone de crédito suficiente para poder afrontar el gasto.

NOTA INFORMATIVA: La información utilizada en este supuesto puede consultarse en el Anexo III de la Orden EHA/994/2009, de 16 de abril, por la que se dictan las normas para la elaboración de los Presupuestos Generales del Estado para 2010.