Operaciones Mentales que se realizan en los Procesos de Aprendizaje (según las actividades de aprendizaje).

Durante los procesos de aprendizaje, los estudiantes en sus actividades realizan múltiples operaciones cognitivas que contribuyen a lograr el desarrollo de sus estructuras mentales y de sus esquemas de conocimiento.

Las actividades de aprendizaje son como un interfaz entre los estudiantes, los profesores y los recursos que facilitan la retención de la información y la construcción conjunta del conocimiento. Suponen realizar operaciones con una determinada información.

A partir de la consideración de los 3 tipos de actividades de aprendizaje que apunta L. Alonso (2000), destacamos las siguientes operaciones mentales:

- Receptivas:

- Actividades de aprendizaje memorísticas, reproductivas: pretenden la memorización y el recuerdo de una información determinada.

- Retentivas:

- Actividades de aprendizaje comprensivas: pretenden la construcción o la reconstrucción del significado de la información con la que se trabaja utilizando estrategias para relacionar, combinar y transformar los conocimientos. Por ejemplo:

- Analíticas (pensamiento analítico)

- Resolución de problemas (pensamiento complejo)

- Críticas (pensamiento crítico) y argumentativas

- Creativas (pensamiento creativo):

- Expresivas simbólicas:

- Expresivas prácticas:

- Actividades de aprendizaje metacognitivas: pretenden la toma de conciencia de los propios procesos cognitivos.

- Metacognitivas:

En el aprendizaje también están implicadas las habillidades emocionales: control de las emociones, empatía, tolerancia a la fustración y persistencia en la actividad, flexibilidad ante los cambios...